Innovación

Ladrillos solares, una propuesta ambiental y social que impactará el futuro

Ladrillos solares, una propuesta ambiental y social que impactará el futuro

La energía solar es obtenida a partir de la radiación electromagnética que proviene del sol, al alcanzar la tierra puede ser aprovechada por el ser humano, capturándola y transformándola a través de diferentes tecnologías, una de estas son las energías renovables que ayudan a resolver algunos de los problemas que enfrenta la humanidad, como lo es el calentamiento global.

A mediados del año 2013, el grupo de investigación Helium de la Universidad EAFIT, se encontraba trabajando en la construcción de un satélite que pretendían enviar al espacio, mientras realizaban ese proyecto, se encontraron con una falta de energía importante que los llevó a pensar en varias alternativas para dar solución a esta necesidad, en medio de mucha investigación y varios experimentos terminaron desarrollando un ladrillo solar que se convirtió en su proyecto principal. 

Este prototipo elaborado en cerámica les permitió aplicar a una convocatoria de Colciencias en el año 2015, a través de la cual pudieron elevar el desarrollo de su invención, convirtiéndolo en un elemento de construcción que es sismoresistente y además soporta hasta 200 toneladas de peso, optimiza la captación de energía en un 10 por ciento respecto a los recubrimientos planos que tienen los paneles solares, ahorra energía y no depende del sistema tradicional para abastecerse, es reciclable, permite medir la energía obtenida a través de aplicaciones móviles, puede ser utilizado en viviendas de interés social, escuelas, hospitales, zonas interconectadas, urbanas, rurales, entre otros.

Después de 4 años de dedicación estos investigadores han participado con el proyecto en los Premios Hult Prize Colombia, en donde fueron galardonados con el primer lugar entre 103 equipos, reconocimiento que les dio paso a las regionales de Hult Prize en Boston, Estados Unidos, ocupando el segundo lugar entre 60 competidores, destacándose por encima de prestigiosas universidades como Harvard, MIT, entre otras.

Alejandro Velásquez López, Profesor de Ingeniería de diseño en la Universidad EAFIT y uno de los creadores de esta invención asegura que la ciencia, desde los aspectos fundamentales de la física fue la que les permitió pasar de hacer dibujos y cálculos a la creación del objeto, para él sin la ciencia no hubiesen logrado el desarrollo del ladrillo.