Mentalidad y cultura

La educación, más allá del aula de clases convencional

¿Cómo se puede transmitir conocimiento sobre la vida desde un salón de clases, cuando la vida está allá afuera? Juan Felipe Restrepo Mesa, Coordinador ambiental del Colegio Montessori de Cartagena, considera que su compromiso educativo debe ir más allá del currículo académico si quiere que sus estudiantes logren desarrollar habilidades únicas y pensamientos críticos. Por ello dio un paso adelante y con el interés de un grupo de alumnos creó el grupo de investigación Biontessori.

Desde hace un año, estos niños cambiaron su aula de clase convencional por una mucho más amplia, rodeada de grandes árboles, aire puro, diversidad de flores y muchas especies de animales. Allí, en el Bosque seco tropical y el Bosque del Manglar, entendiendo la vida, decidieron hacer parte de la “Expedición Ondas Bio”, un proyecto preestructurado por Colciencias.

Desde ese día, estos pequeños investigadores se convirtieron en agentes transformadores de su entorno, quienes modificaron su forma de ver el mundo a través de diferentes estrategias y actividades que los llevaron a despertar una gran pasión e interés por las aves.

En su intento por conocer cuál ha sido el impacto que la presencia del hombre ha generado en las comunidades de aves, descubrieron que varias especies que necesitan de este lugar para vivir están disminuyendo e identificaron que muchas otras han desaparecido. Sin embargo, aves nunca antes vistas en esta zona fueron distinguidas, algunas declaradas vulnerables en el libro rojo aparecieron y a su vez encontraron otras que se pensaban hipotéticas para Colombia.

Como producto de la investigación crearon tres guías de campo que se pueden descargar en cualquier dispositivo digital y documentaron en la plataforma virtual I-naturalist 914 observaciones a través de las cuales, con ayuda de expertos han podido encontrar y curar a más 316 especies. El Colegio Montessori de Cartagena es la institución con más observaciones documentadas, debidamente avaladas por expertos.

En un futuro, esperan identificar otras nuevas especies y crear estrategias para mitigar el daño que se le ha hecho a la biodiversidad en la zona norte de Cartagena. Estos niños que hacen parte del programa Ondas de Colciencias,  tienen el poder de cambiar la situación a través del conocimiento recolectado  y generado en esa aula de clases no convencional.