Mentalidad y cultura

La ciencia no es una opción, es la vida

CINDETEMM.

El programa Jóvenes Investigadores e innovadores de Colciencias, brinda la oportunidad a recién egresados para que pertenezcan a redes de conocimiento especializadas realizando un primer contacto con el mundo laboral, convirtiéndose en una experiencia única, que brinda las herramientas para que los chicos vean la ciencia como una oportunidad de vida.

Para Sebastian Narváez, esta experiencia se transformó en la pasión que guía lo que hoy es su vida profesional, la cual nació por pura curiosidad.

Desarrollando proyectos como joven investigador, este ingeniero de la Universidad Tecnológica de Pereira asegura haber obtenido gran cantidad de conocimiento que le permitió trascender y ascender para convertirse en uno de los líderes del Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Metalmecánica y la Manufactura CINDETEMM, un departamento de diseño flotante que apoya el desarrollo industrial de productos basados en nuevas tecnologías para diferentes empresas del país.

En este lugar, Sebastian, con el apoyo de su equipo de trabajo materializa a través de la innovación y el desarrollo tecnológico ideas de crecimiento de mercado, las cuales van desde mantenimientos eléctricos, escaneos en 3d, hasta la creación de ascensores para personas con capacidades diferentes.

Empresas como Integra, Fasecol Frisby, la Cámara de Comercio de Dos Quebradas, Envía, Acturs, Integrando, entre otras, han puesto sus proyectos en las manos de estos jóvenes quienes hoy hacen crecer al país, avanzando a la par de la vanguardia tecnológica, con el desarrollo de productos nuevos proporcionado soluciones que se encuentran al servicio de la comunidad.

Han pasado cuatro años desde que su día a día se traduce en tecnología e innovación; consciente del camino que lleva y de lo que le falta por recorrer, reconoce que debe seguir trabajando para ampliar sus conocimientos, pues la ciencia dejó de ser una opción al convertirse en su vida.